Tu actividad
reciente
!

Herramienta del historial

Hemos guardado información importante de tus búsquedas anteriores para intentar facilitarte las cosas.

???private_mode_title???

???private_mode_text???

Últimas llantas vistos

Últimos puntos de venta vistos

Últimas búsquedas

Consejos para un manejo seguro

Un viaje más seguro

Algunos tips que conviene tener en cuenta y ...tal vez algunos consejos que no conocías

Manejar con seguridad en rutas mojadas

  1. Para mantener el control, maneja siempre con ambas manos.
  2. Disminuye la velocidad: las llantas tendrán una mejor tracción y un mejor contacto con el suelo.
  3. Aumenta la distancia respecto a los demás vehículos de forma significativa.
  4. Esté atento a los demás conductores y a los peligros que lo rodean. Anticípate a las situaciones peligrosas; no esperes a reaccionar cuando se presenten.
  5. Antes de girar: frena únicamente en línea recta antes de la curva y házlo lentamente. No frenes mientras tomas la curva; podrías patinar.
  6. Para tomar la curva, disminuye la velocidad antes de girar y mantén una velocidad constante mientras giras.
  7. Al girar, no hagas movimientos bruscos con el volante.
  8. Revisa las llantas mensualmente: comprueba la profundidad del dibujo y que tenga una presión adecuada
  9. Elige llantas que brinden la máxima adherencia en climas húmedos

Evita patinar

De qué se trata:

Las llantas traseras o delanteras no siguen el comando de la dirección.

Cómo recuperar el control:

Afloje suavemente la presión sobre el acelerador y disminuya la velocidad hasta que el auto recupere la tracción.

Cómo evitarlo:

  • Revisa mensualmente la presión del aire
  • Revisa exhaustivamente el labrado de la llanta todos los meses: el labrado de las llantas debe ser evidente para evacuar el agua

Consejo de manejo:

  • Conduce más lentamente.

Frenar con lluvia

  • A diferencia de las rutas secas, sobre mojadas, la distancia de frenado aumenta .
  • Debes frenar con más anticipación en mojado que si circularas en una ruta seca.
  • Duplica la distancia entre tu y el vehículo que tienes delante; necesitarás tiempo extra para frenar con seguridad.

Qué hacer si se desliza hacia adelante en vez de girar

De qué se trata:

Las llantas delanteras pierden tracción antes que las traseras. Esto se conoce como subviraje. El vehículo no responde al giro y se desliza fuera de la ruta.

Cómo recuperar el control:

Afloja lentamente  el acelerador y disminuye la velocidad hasta que el vehículo recupere la tracción.

Cómo evitarlo:

  • Revisa mensualmente la presión de aire.
  • Revisa mensualmente la profundidad del labrado.

Evita perder el control haciendo trompos en las curvas

De qué se trata:

Las llantas traseras pierden tracción antes que las delanteras y así es como empiezas a hacer trompos.

Cómo recuperar el control:

  • Si tienes tracción delantera: acelera y, Si es necesario, apártate de la curva.
  • Si tienes tracción trasera: afloja  el acelerador y evita patinar.
  • Si tienes tracción integral: gira en la misma dirección del patinaje y una vez que hayas recuperado la tracción, aléjate.

Cómo evitarlo:

  • Revisa mensualmente la presión de aire.
  • Controla mensualmente la profundidad del labrado.
  • Haz rotar las llantas con regularidad para que se desgasten de modo uniforme.
  • Si compras solo 2 llantas nuevas, asegúrate que las pongan en la parte trasera del vehículo.

Consejo de manejo:

  • No tomes las curvas demasiado cerradas.

Evita patinar sobre agua

De qué se trata:

las llantas se resbalan y no responden a la dirección, al frenado ni a la aceleración. El vehículo puede patinar o hacer trompos.
Esto sucede cuando el agua entre las llantas y la carretera no puede evacuarse con la rapidez necesaria. La capa de agua se acumula frente a la llanta hasta que la presión de ésta hace que la llanta pierda contacto con la carretera y el control del vehículo se pierda.

Cómo recuperar el control:

  • No frenes bruscamente
  • Afloja suavemente el acelerador hasta que disminuya la velocidad y recuperes el control.

Cómo evitarlo:

  • Revisa la presión en las llantas mensualmente. Una presión un 30% inferior a la recomendada aumenta considerablemente el riesgo del deslizamiento en agua.
  • Revisa el desgaste de la llanta y la profundidad del labrado todos los meses. Cuanto más profundo sea el labrado, más agua podrán dispersar las llantas.
  • Reduce la velocidad al aproximarte a charcos o agua estancada.

La presión de inflado es la clave

El Hecho:

Las llantas poco infladas constituyen una de las principales causas de consumo de combustible.

Sugerencias para el mantenimiento de las llantas

  • Comprueba la presión de las llantas todos los meses. las llantas poco infladas aumentan el consumo de combustible. las llantas sobreinflados tienen menor adherencia.

¿Deseas saber más acerca de la sostenibilidad y MICHELIN?

Cómo manejar para reducir el consumo de combustible

  • Conduce a una velocidad constante, evita frenar y arrancar bruscamente
  • Haga cambios entre 2000-2500 RPM (Revoluciones Por Minuto) para mantener la velocidad del motor lo más baja posible.
  • No utilices el aire acondicionado con frecuencia, especialmente en la ciudad.
  • Mantén las ventanillas cerradas cuando manejas a alta velocidad. En la ruta, incluso una sola ventanilla abierta aumenta el consumo de combustible.
  • Apaga el motor cuando el vehículo esté parado; por ejemplo, en los embotellamientos o en los pasos a nivel, siempre y cuando esto sea seguro.
  • Maneja sin llevar demasiado peso. El peso excesivo aumenta el consumo de combustible y las emisiones contaminantes.
    Retira los accesorios que no utilices, tales como bastidores para techo o portaequipajes, los cuales crean arrastre aerodinámico.
  • Limita el uso de componentes electrónicos. Los aparatos electrónicos conectables consumen energía y combustible.

¿Deseas saber más acerca de la sostenibilidad de MICHELIN?

Cómo elegir las llantas

  • Elige llantas es las que  la “economía de combustible” se  una de las principales cualidades  de su rendimiento.
  • Las llantas que tienen la “tracción” entre sus principales características suelen brindar un menor ahorro de combustible; las llantas de invierno y los llanta para vehículos más pesados, tales como SUV y pick ups, pueden no ser los más eficientes en términos de economía de combustible.

Conduccion seguro en la ruta

  • Respeta siempre los límites de velocidad en la ruta.
  • Enciende las direccionales antes de adelantar o cambiar de carril.
  • No realices giros bruscos; podrías perder el control del vehículo y volcar.
  • Descansa en intervalos regulares. No conduzcas si estás cansado.

Conducción segura durante la noche

  • Permite que tus ojos se adapten a las luces y a la oscuridad.
  • Inclina ligeramente el espejo retrovisor para reducir el efecto cegador de las luces delanteras de los vehículos que vienen atrás o cambia al modo nocturno, si tu espejo retrovisor cuenta con esta opción.
  • No mires directamente a las luces de los autos que vienen en sentido contrario.
  • No conduzcas demasiado rápido: la visibilidad nocturna es reducida, lo que dificulta ver el tramo de la ruta que tienes por delante.

Conduccion segura con niebla

La visibilidad disminuye cuando hay niebla:

  • Enciende las luces bajas delanteras y los faros antiniebla.
  • Disminuye la velocidad y evita pasarte otros vehículos.
  • Reserva un tiempo necesario para reaccionar en caso de emergencia manteniendo una distancia de frenado segura respecto del vehículo de adelante.

Conduccion segura con viento

  • Disminuye la velocidad. Debes estar listo para detenerte en cualquier momento.
  • Cierra todas las ventanillas. Una ventanilla abierta puede atraer partículas de polvo transportadas por el aire que pueden afectar la visibilidad.
  • Estár atento a objetos que puedan ser arrastrados por el viento hacia la ruta.
  • Ten en cuenta que es posible que No se oiga el pito Si hay viento fuerte.
  • Si transportas carga en su vehículo, comprueba que esté bien amarrada.
  • Ten cuidado al pasar vehículos altos, especialmente en zonas expuestas o sobre puentes.

Conduccion segura en zonas montañosas

Antes de manejar:

  • Antes de salir, controla los frenos; pruébalos y controla el nivel de líquido para frenos.
  • Lleva todas las herramientas necesarias en caso de varadas (para ver la lista completa, consulta Precauciones y emergencias).
  • Controla el estado de tu llanta de repuesto: tener la presión adecuada es especialmente importante.
  • Lleva comida extra, ropa adecuada y un kit de emergencia.
  • Chequea las condiciones de la ruta y el clima en la zona montañosa y elige la ruta con prudencia.
  • Comunícale al menos a otra persona dónde y cuándo debes viajar y cuándo regresarás para que ésta pueda alertar a los servicios de emergencia si no vuelves a tiempo.

Al manejar:

  • Haz sonar el pito con anterioridad si no tienes visibilidad en las curvas.
  • Maneja con cuidado y disminuye la velocidad en las curvas, especialmente si no tienes visibilidad.
  • Nunca aceleres ni te adelantes en curvas cerradas, ya que es posible que no veas a los vehículos que vienen en sentido contrario

Conduccion segura en el barro

Formas simples de decidir entre transitar con barro o no hacerlo:

  • Cuando haya barro denso en la ruta o si está manejando fuera de la carretera, detenga el vehículo e inspeccione la densidad y la profundidad del barro antes de transitarlo.
  • Observe las huellas de los demás vehículos para medir la profundidad y la consistencia del barro.
  • Determine el tipo de vehículos que han dejado huellas a partir del tamaño y el ancho de la huella. Use la información como referencia para decidir si puede transitar sobre el barro.

Fatiga

  • Afecta tu vista, y puede dificultar la identificación de las condiciones de peligro.
  • Disminuye los niveles de concentración y aumenta el tiempo de reacción.
  • Reduce la capacidad auditiva.

Cómo evitar la fatiga al manejar:

  • Si es posible, evite viajar de noche.
  • Tome un descanso de al menos 15 minutos después de dos horas de manejo y estírese.
  • No coma demasiado.
  • No fije la vista sobre la línea media de la ruta todo el tiempo.
  • Mantenga el vehículo bien ventilado y a una temperatura agradable.

Estados de incapacidad

Existen enfermedades y medicamentos que pueden incidir sobre su capacidad de manejo

  • Tu atención en la carretera puede reducirse considerablemente debido al dolor o a situaciones emocionales fuertes.
  • Si estás tomando medicamentos y no estás seguro de sus efectos, consulta a su médico o al farmacéuta antes de conducir.

No conduzcas bajo la influencia del alcohol

  • No bebas alcohol en absoluto antes de manejar y respeta los límites legales (cambian de un país a otro).
  • Designa a un conductor o llama a un taxi cuando salgas en grupo.
  • Es posible que superes el límite legal incluso a la mañana siguiente.

Consejos generales en situaciones de emergencia

  • Mantén la calma y no entres en pánico; esto te ayudará a tomar decisiones racionales y tranquilas.
  • Cambia de dirección (timonea) antes de frenar: trata de frenar en línea recta, si es posible.
  • Si vas a alta velocidad cuando se presente una emergencia, evita las maniobras bruscas ya que pueden evitar accidentes como hacer patinar el vehículo y chocar, o incluso volcarse.
  • Trata de disminuir la velocidad lo máximo posible.Frenar a baja velocidad es más efectivo , reduce el impacto del choque.
  • Tu máxima prioridad es salvar vidas. Si el accidente es inevitable, toma las medidas prioritarias para garantizar la seguridad de la vida humana en primer lugar.
  • Enciende las luces intermitentes tan pronto como sea posible.
  • Asegúrate de tener a mano los números de emergencia y los del seguro en todo momento.

Recuperación del control al conducir

  • Afloja suavemente el acelerador.
  • Conduce el vehículo en la dirección hacia la cual la parte posterior del vehículo está deslizándose.
  • No uses el freno de mano cuando manejes a alta velocidad.
  • Baja el cambio y usa el motor para disminuir la velocidad.
  • Enciende las luces intermitentes apenas puedas.
  • Estacione en un lugar seguro y coloca las señales de peligro.
  • Aplica el freno de mano.

Cuando los frenos fallan

  • Agarra el volante con mayor firmeza.
  • Si sucede antes de entrar en una curva, controla primero la dirección.
  • Intenta disminuir la velocidad: baja los cambios paso a paso para disminuir la velocidad.
  • Usa el freno de mano para parar el vehículo si la velocidad es inferior a 32 km por hora.
  • Enciende las luces intermitentes tan pronto como sea posible.
  • Utiliza cuñas u obstáculos que contribuyan a parar el vehículo.
  • Si el freno deja de funcionar al subir una pendiente, cambia rápidamente a un cambio más bajo y después, usa el freno de mano para parquear el auto.
  • Parquea si hay un carril de emergencia, o bahía. De no haberlos, aléjate hacia cualquier lugar apartado respecto del tránsito rápido.

Cómo evitarlo:

  • Prueba los frenos antes de viajar.
  • Prueba siempre los frenos cuando comiences a bajar Una pendiente pronunciada o Si has transitado sobre terreno muy mojado o embarrado

Una llanta que explota

Nota acerca del video: Las escenas fueron tomadas durante un curso con un conductor profesional y un equipo de prueba de explosión de una llanta.

  • El fuerte ruido te tomará por sorpresa, pero conserva la calma.
  • Mantén siempre ambas manos sobre el volante y agárralo firmemente. Esto puede salvarte la vida en caso de un desinflado repentino
  • No pises los frenos; mantén el pie en el acelerador.
  • Mantén la dirección del vehículo tan recta como sea posible.
  • Mete un cambio más bajo rápidamente y usa el motor para disminuir la velocidad.
  • Frena suavemente a una velocidad inferior.
  • Detén el vehículo en un lugar seguro.

Materiales que debes tener en el tu carro

  • Manómetro para medir la presión de las llantas
  • Llanta de repuesto y gato
  • Aceite para motor (asegúrese de que sea el adecuado para su auto)
  • Cables auxiliares de batería
  • Linterna
  • Balizas de ruta
  • Mantas y guantes
  • Botiquín de primeros auxilios
  • Botellas de agua, barras de cereales y alimentos no perecederos