Tu actividad
reciente
!

Herramienta del historial

Hemos guardado información importante de tus búsquedas anteriores para intentar facilitarte las cosas.

???private_mode_title???

???private_mode_text???

Últimas llantas vistos

Últimos puntos de venta vistos

Últimas búsquedas

De la pista a las calles

Desde las pistas...

Michelin ha ganado en las pistas de carreras durante más de 125 años, con socios como Porsche, BMW y Audi. De hecho, algunos de nuestros ingenieros pasan más tiempo en esas empresas que en Michelin.

Los suelos de prueba...

No es que solo nos guste competir. Es que allí también se descubren y se ponen a prueba muchas innovaciones, en las condiciones más extremas.

Lorem ipsum

Competencias de resistencia:

Para ganar tienes que ir lo más rápido posible y hacer el menor número de paradas posible en boxes. Es aquí donde aprendimos a crear llantas duraderas que ahorren energía, las mismas que nos dieron 23 triunfos en las 24 horas de Le Mans, 17 de ellas de forma consecutiva.

Lorem ipsum

Carreras rally:

Los autos ganadores son rápidos y precisos en calles con condiciones extremadamente diversas. Aprendimos a hacer llantas que soporten todas las condiciones para ofrecer precisión en la conducción, y conseguimos 21 títulos de pilotos del Campeonato Mundial de Rally, y 23 títulos de fabricantes.

Lorem ipsum

Carreras de motocicleta:

Los ganadores necesitan destreza y seguridad en el manejo, al igual que velocidad. Aprendimos a desarrollar llantas que responden a las necesidades especiales de las carreras de motocicletas, y obtuvimos el récord de 360 triunfos y 40 títulos mundiales.

...a tu conducción de todos los días.

Aplicamos estas innovaciones a tus llantas, para darte una experiencia de piloto en cada viaje. Los equipos de competición y del centro tecnológico trabajan codo a codo. Hablan el mismo idioma, comparten la misma pasión, y más aún, comparten lo que aprendieron apenas se termina la carrera.

Competimos para ganar. Pero también competimos para aprender. Y para ofrecerte llantas aún mejores. Los resultados se ven en la cancha... o más bien, en nuestros llantas.